fbpx
EnglishSpanish

Julio 2021

Exponencialistas

Por: Juan Camilo Buitrago

Cada día que transcurre en nuestras vidas, buscamos el conocimiento para explicar fenómenos que inherentemente atraviesan la condición humana. Nos documentamos, aprendemos, reflexionamos lo aprendido y llegamos a algunas premisas que consideramos verdaderas y nos hacen ver el mundo de manera singular. Este ejercicio tan característico del ser humano tiene sus virtudes, empero, ha de darse con especial cuidado y sin que nos arrebate los escasos atisbos de humanidad que hoy por hoy tratamos de conservar.

En la actualidad, ha nacido una tendencia hacia el ensimismamiento intelectual, esto es, convencerse así mismo de que la única verdad posible es la nuestra, excluyendo los argumentos, opiniones y disposiciones reflexivas de los que nos rodean. La creencia de que adquirir conocimiento, por la simple y llana razón de ser conocimiento (bien sea bueno o malo), es un exceso de convicción intelectual que nos hace creer superiores como para determinar lo que está bien y lo que está mal, jactándonos de conocimientos muchas veces infundados y alimentándonos a su vez de las complacencias recibidas por los demás.

A esta perfidia lógica se le puede poner freno, de hecho, las enseñanzas contenidas en la Apología de Sócrates y las elocuentes reflexiones de Richard Feynman, han intentado librar al ser humano de este tipo de condenas intelectuales y morales. A propósito cabe citar a uno de ellos:

El primer principio es que no debes engañarte a ti mismo, y eres la persona más fácil de engañar. Una vez que no te engañes a ti mismo, es fácil que no engañes a los otros.

 

~ Richard Feynman

Así es, la humildad intelectual significa, principalmente, estar dispuestos a aceptar nuestros desaciertos, aprender de estos y, sin lugar a dudas, aprender de los demás. Su poder trasciende a simplemente estar bien con nosotros mismos, en realidad, es un aporte a la construcción del conocimiento colectivo y la promoción de una sociedad del aprendizaje, donde todos dialogamos con honestidad, dispuestos a equivocarnos y a rodear con soluciones las vicisitudes comunes. Una enseñanza que le debemos a Sócrates es que está bien decir “no lo sé”, sin miedo a los prejuicios de los otros, así como está bien reconocer los errores estando siempre dispuestos a aprender. 

 

¿Qué esperas para llenar de humildad tus conocimientos?

Registrate al Evento

Registrate al Evento

Completa los datos para registrarte

 

You have Successfully Subscribed!

Inscribirme

Inscribirme

Inscríbete a nuestro evento y forma parte de la comunidad de Exponencialistas.

You have Successfully Subscribed!